Cascadas de hielo

Home / Cascadas de hielo

Escalada en hielo

La escalada en hielo representa la magia del invierno, el alpinismo en su naturaleza más pura y extrema. El magnetismo que emana de una columna de hielo es irresistible para los cazadores de esos gélidos trazos blancos que buscan incesantemente líneas perfectas imaginadas en su mente. El sonido del piolet y los crampones rasgando una pared, un corredor, una cara norte…, sólidos templos de escarcha a la espera de ser conquistados.

Recopilación de algunas líneas de hielo, caprichosas en su formación dependiendo de las condiciones de cada invierno. En muchas ocasiones, escalarlas depende de estar en el lugar adecuado en el momento preciso.

  • Circo de Gredos, paraíso helado del Sistema Central que cada invierno alberga algunas de las mejoras vías de la Península.
  • Pirineos: cascadas en Izas, Canal Roya, Benasque y, por supuesto, el grandioso Circo de Gavarnie.
  • Neila (Burgos): pequeña zona de cascadas de un solo largo con muy buenas condiciones para iniciarse en la escalada en hielo.
  • Alpes: Malaval, Vallon du Diable, Chamonix, Argentière…, son solo algunos de los sitios a los que podemos viajar en busca de nuestros sueños helados.
  • Rjukan (Noruega): el largo y oscuro invierno nórdico proporciona unas condiciones perfectas para la escalada en hielo. Vías desde un solo largo hasta 600 metros para todos los niveles y preferencias.
  • Rocky mountains (Canadá): quién no ha oído hablar de Profesor Falls, Polar Circus o Weeping Wall, algunas de las míticas cascadas canadienses. Las Montañas Rocosas o Rocky Mountains de Canadá se extienden a lo largo de la frontera entre Alberta y la Columbia Británica. Están dentro de los parques nacionales por excelencia de este país, Banff y Jasper.
Facebook Flickr Twitter YouTube